Ir a la página principal. Presiona la tecla Intro para activar.
Guías de

Dónde comprar en Guadalajara: breve guía de establecimientos, artículos y áreas comerciales

Busca tu hospedaje

La tradición comercial de Guadalajara está tan arraigada que aún hoy algunas de sus calles se nombran en función de los oficios y tiendas que hay en ellas. Existen varias zonas bien diferenciadas para ir de compras, algunas de ellas incluso especializadas en ciertos tipos de artículos, como la denominada “zona del vestir” de Medrano.

Hay una gran variedad de establecimientos comerciales en Guadalajara, desde galerías, centros comerciales, mercados y bazares. En algunos de estos comercios encontrarás una gran variedad de artículos. Otros se han especializado en sectores determinados, como alimentación, artesanías, calzado o moda. En el caso de los centros comerciales, también hay algunos dedicados a grandes marcas, joyas, entretenimiento, ofertas tipo outlet, etc. Entre los mercados que existen en Guadalajara, destaca el de San Juan de Dios: con 400 mil metros cuadrados de superficie, es el mayor mercado techado de toda América Latina. Por último, si te interesa el arte, en las galerías de la ciudad encontrarás obras de todo tipo, incluso de autores reconocidos a nivel mundial.<br /><br />

<h3>Medrano: la “zona del vestir”</h3>

Cerca de la calle Medrano y del palacio del mismo nombre se ubica la llamada “zona del vestir”. Sus cifras son impactantes: más de 500 establecimientos comerciales distribuidos en aproximadamente 30 cuadras, que reciben cada día a unos 3,000 visitantes. Y, en ciertas fechas, estos números aumentan. Parece que estas calles nunca descansan, entre comerciantes, peatones y coches que, de acá para allá, compran y venden grandes cantidades de ropa.<br /><br />

<h3>La zona de Obregón</h3>

Esta zona comercial toma su nombre de la calle Obregón, punto de partida de una gran cantidad de tiendas con una oferta de productos más diversa que en Medrano: ropa, calzado, accesorios, perfumes, juguetes, electrodomésticos, ropa de segunda mano… la lista es interminable. También encontrarás cafeterías, cines, restaurantes de comida rápida y otros servicios que te ayudarán a recobrar fuerzas a lo largo de un intenso día de compras.<br /><br />

<h3>Tlaquepaque: compras en un lugar encantador</h3>

A unos 8 km de Guadalajara está un municipio artesano y alfarero donde podrás conocer el folklore, la música, los colores y los platillos deliciosos. En Tlaquepaque hay múltiples tiendas, donde encontrarás una gran variedad de artículos y piezas de artesanía de todos los precios y, como música de fondo, los mariachis recorren la ciudad. Muchas de sus bellísimas casas se han transformado en galerías y no es casualidad que Tlaquepaque se haya convertido en punto de referencia para diseñadores profesionales, a medio camino entre la tradición y la sofisticación. Para cuando el hambre ataque, aprovecha para probar los platillos típicos en alguno de los restaurantes de la zona o visita los puestos de comida en El Parián.

<h3>Tonalá</h3>

Este pueblo de artesanos, situado a tan solo unos minutos del centro de Guadalajara, abre las puertas de muchas de sus fábricas a los visitantes, para mostrar cómo manufacturan sus productos y de paso, venderlos directamente al cliente. Se calcula que en este pueblo de 120 km<sup>2</sup> viven casi 6,000 artesanos, que distribuyen sus creaciones por todo México. En los bazares al aire libre encontrarás muchas de estas obras, que llenan las calles de Tonalá con su color, folklore y maravillas artesanales. Ven a estos mercados para descubrir la gran variedad de cerámicas, cristales, muebles, artículos de hierro forjado o pinturas, entre otros.<br /><br />

<h3>Sugerencias para tus compras</h3>

El tráfico en Medrano es muy intenso, y para alguien que viene de vacaciones puede resultar caótico en un día de actividad comercial. Aunque la mejor opción en estos casos es tomar un taxi, si vienes en coche procura estacionarlo en un lugar cercano al mercado. Puedes dejarlo en un estacionamiento y caminar. En Obregón ocurre lo mismo, el tráfico es imposible en algunas ocasiones, y de hecho se prohíbe el tránsito de coches en ciertas fechas. Si piensas ir a Tlaquepaque, aparta por lo menos un día entero. Vale la pena quedarte a disfrutar de su rica vida nocturna y pasar la noche en alguno de los hoteles que hallarás aquí.