Guías de

Vacaciones de primavera en Milán

Buscar hotel

Tomarse un café en una terraza y ver a la gente pasar desde las plazas son dos de los placeres que forman parte de unas vacaciones de primavera en Milán. Reserve un hotel de primavera en Milán para disfrutar de aperitivos al aire libre y ver un adelanto de la moda de primavera en la capital del estilo.

Aperitivos a la vera del canal

La primavera es la época en la que arranca la temporada de disfrutar de un refresco o una comida al aire libre. A las seis de la tarde, los bares y restaurantes que jalonan la orilla del canal en los barrios de Navigli y Porta Ticinese se llenan de lugareños y visitantes que disfrutan de este momento de ocio para tomarse un refresco y probar los deliciosos embutidos y quesos italianos. Más tarde, cenan en las terrazas de los tradicionales restaurantes de la zona, van a los bares de vino y birrerie o entran a las discotecas del barrio del canal, adonde se quedan hasta altas horas de la madrugada.


Picnic en el parque

Unas vacaciones de primavera en Milán no están completas sin un paseo o un picnic en el Parco Sempione, unos jardines de casi medio kilómetro cuadrado, el parque más grande de Milán. Diríjase a una tienda de delicatessen y llene la cesta con pan italiano recién hecho, jamón de Parma y queso gorgonzola para disfrutar de un picnic sobre el césped junto al lago. La fuente diseñada por De Chirico es de visita obligada. Después vaya a escuchar música, con una bebida y un tentempié, en una de la tumbonas de la terraza o en la sala de la primera planta del Bar Biano, que se encuentra en el mismo parque.


La Semana de la Moda de Milán

Durante una de las principales pasarelas de moda del mundo, que tiene lugar en Milán en el mes de marzo, podrá reconocer a modelos y a un sinfín de famosos, diseñadores, además de ver las últimas tendencias. MilanoVendeModa exhibe las colecciones otoño-invierno en la feria de muestras, la FieraMilanoCity. Aunque sólo pueden acceder a ella los profesionales, la ciudad es un hervidero de bares, restaurantes y discotecas que se convierten en sedes de los acontecimientos y celebraciones de moda. Póngase su ropa más sexy para codearse con los fashionistas mientras toman un cóctel en establecimientos como el Principe Bar, situado en el Hotel Principe di Savoia.


Historia y cultura al alcance de todo el mundo

La primavera en Milán representa una oportunidad para disfrutar gratuitamente de museos, galerías y palacios históricos. Durante la Settimana dei Beni Culturali (La Semana del Patrimonio Cultural), que se celebra a principios de primavera, todos los museos y galerías públicos ofrecen entrada gratuita. A finales de mayo, las elegantes residencias privadas abren sus puertas durante los días de Cortili Aperti (Patios Abiertos). Entre los edificios art nouveau del Corso Venezia que invitan al público a acceder a su interior, se encuentran el Palazzo Castiglioni y la Casa Fontana Silvestri.


Milán en flor

Los Giardini Pubblici, o Jardines Públicos, florecen durante la primavera. Situados al final de la Via Manzoni, este espacio se transforma en lugar de descanso para aquellos que interrumpen sus compras antes de volver a su hotel de primavera en Milán. Los jardines, que se extienden al sur de la Via Palestro, propiedad de la Villa Reale, son de visita obligada. Cuando los jardines son una explosión de color, la Orticola (Exhibición Floral) se apodera de todo el parque. En el barrio del canal de la ciudad, al sur del casco antiguo, abril es testigo de la transformación del Naviglio Grande, un lugar que se cubre de color durante el festival de Fiori e Sapori (Flores y Sabores). Eche una ojeada a los puestos de flores y galerías de arte y, de paso, dese un respiro alejándose del bullicio de la ciudad.


Viajes en los días de primavera

La primavera es la época ideal para visitar el Lago de Como, el tercer lago más extenso de Italia a sólo 40 Km al norte de Milán, a cuyas orillas se asientan elegantes villas y pueblecitos, con los Alpes como telón de fondo. Durante la primavera, los balcones cargados de coloridas flores y plantas contrastan con el azul del cielo, y el aroma de las glicinas y de las rosas embalsama el aire. Disfrute de un café al aire libre o de un gelato de fragantes frutas en Bellagio, una ciudad junto al lago. Tras un breve recorrido en ferry llegará a unos jardines cuajados de flores, los de la Villa Monastero, a la que se añaden otros atractivos como las terrazas, esculturas y maravillas botánicas.



Venga a uno de los hoteles en Milan de Hotels.com y descubra la ciudad