Guías de

Viajar a Estocolmo en puente: 48 horas de barcos, música y palacios ribereños

Buscar hotel

Es una ciudad compacta, así que podrá ver mucho durante un viaje a Estocolmo en puente. Siguiendo este itinerario, verá las atracciones principales y algunas de las gemas menos conocidas en sus pocas noches en un hotel en Estocolmo.

Estocolmo en puente: día uno, mañana

Comience su puente en Estocolmo paseando en barco entre las islas. Salga de la céntrica Strömkajen, pasando por magníficos edificios históricos y pequeños astilleros, por debajo de 15 puentes y a través de dos enormes esclusas. Reserve con tiempo para evitarse las largas colas.
Dé un paseo hasta el puente que va a Gamla Stan y luego baje por las serpenteantes calles medievales hasta el Museo Nobel, que celebra los logros de los ganadores del Premio Nobel. Coma sin prisas en un café al aire libre en la plaza Stortorget, del siglo XVIII.Comienzo: Strömkajen, Östermalm.
T-bana (metro) más cercano: Kungsträdgården


Por la tarde

Todos quieren ver el majestuoso Kungliga Slottet, el Palacio Real, pero es más tranquilo durante las tardes, y hasta quizás vea un momento a la relajada familia real sueca. El inmenso edificio es una mezcla de magníficas estancias de estado y toques domésticos. No se pierda las pinturas hechas por la abuela del actual rey en las habitaciones de invitados.
Siga hacia el sur para ver un Estocolmo diferente en Södermalm. De ambiente más duro, con viejos depósitos y fábricas de cerveza reciclados, tiene una onda relajada y bares animados. Por Hornsgatan, visite la joyería de Efva Attling, que cuenta a Madonna entre sus clientes. Tómese un café en el excéntrico Hotel Rival y quizás vea a su dueño, Benny Andersson de Abba. Comienzo: Kunliga Slottet, Gamla Stan.
T-bana (metro) más cercano: Kungsträdgården


Por la noche

Homenajee las raíces humildes de Söder con albóndigas y aquavit en Pelikan, una cervecería que conserva sus paneles de madera. Luego, únase a los amantes de la música en Mosebacke, para tomar unas copas en la terraza, seguidas de música en vivo. Comienzo: Pelikan, Södermalm.
T-bana más cercano: Skanstull


Estocolmo en puente: día dos, mañana

Djurgården está repleto de atractivos de primer nivel. Déjese guiar por los chillidos de las familias alborotadas hasta Gröna Lund's, un parque de diversiones con atracciones que desafían la gravedad. O vaya a mirar los osos del museo al aire libre de Skansen. Los amantes del arte deberían coger el autobús 69 hasta la Galería Thielska en el extremo este de la isla, para ver su colección de arte nórdico expuesto en una villa privada. El jardín secreto de Blå Porten es el lugar perfecto para comer.
Comienzo: Djurgården.
Autobús 47 o barco desde Nybroplan.


Por la tarde

Las aguas del archipiélago y el lago Malären son parte del alma de Estocolmo, que usted mismo puede experimentar si toma el tren local hacia Torsvik. Las vertiginosas esculturas de Carl Milles, ubicadas al aire libre en los jardines aterrazados de su villa parecen haber salido de las azules aguas del mar. Comienzo: Torsvik.
T-bana más cercano: Torsvik


Por la noche

Reserve con anticipación este manjar de Estocolmo: un plato rebosante de mariscos y vistas al mar en la brasserie Pontus by the Sea, en Gamla Stan. Comienzo: Skeppsbrokajen, Gamla Stan.
T-bana más cercano: Gamla Stan.Vaya y vea Estocolmo con sus propios ojos, con uno de los hoteles de Estocolmo de Hotels.com