Ir a la página principal. Presiona la tecla Intro para activar.
Guías de

Guía turística de Italia: un viaje espectacular por ciudades medievales de montaña, cultura renacentista y centros vacacionales en el Mediterráneo

Buscar hotel

Unas vacaciones en Italia le llevarán por antiguas ruinas romanas, palacios barrocos y ciudades en los canales del Véneto. Reserve un hotel en Italia, en el corazón del renacimiento, la Toscana o en la capital, ciudad de Roma, y descubra la hermosura de la Bella Italia.

Cómo orientarse

Con su característica forma de bota, Italia se adentra en el Mediterráneo entre Francia y Eslovenia, con un fútbol triangular cerca de la "puntera", la isla de Sicilia, y un ‘tacón stiletto', Puglia. Los Alpes italianos, que tachonan las fronteras con Francia, Suiza y Austria al norte, dominan las ciudades turísticas desde el lago Maggiore hasta el Garda. En el este, los elegantes centros de esquí y los senderos alpinos de los Dolomitas bajan hasta los pantanos del Véneto y el fértil valle del río Po. Los montes Apeninos se extienden desde Liguria en el nordeste, a través de las sierras cubiertas de viñedos y las ciudades renacentistas desde la Toscana al Lacio, donde se encuentra la capital Roma, y siguen hasta Calabria en la zona rural del sur de Italia.


Italia histórica

La historia es algo tangible en Italia, con milenios para contar. Sienta el viento que sopla desde el mar en el Valle de los Templos griegos, en Sicilia, erosionados por el tiempo, y vea las enigmáticas tumbas etruscas en Cerveteri. Capas de historia se revelan en Roma, desde el poderoso Coliseo y Foro de los Césares hasta los tesoros papales del Vaticano. Admire los mosaicos bizantinos de Jesús y los Apóstoles en Rávena, que contiene la tumba de Dante, y las estrelladas cúpulas bizantinas de la basílica de San Marco en Venecia. Sicilia y la región austral de Italia están salpicadas de castillos y torres normandos. Florencia es el hogar del Renacimiento, que floreció bajo los Medici.


Sabores de Italia

El risotto milanés y los cannoli sicilianos son solo dos de las formas en las cuales Italia tienta los paladares. Los italianos cenan bistecs en trattorias discretas o se dan el lujo de una buena cena en un gran hotel italiano. La salsa bolognesa, con carne, se sirve con los tagliatelles en Milán, y el pesto de albahaca levanta la cocina costera de Liguria. Las especialidades romanas son el lomo a la saltimbocca y los alcauciles con hierbas, regados con los chianti toscanos, los vinos blancos de Frascati o los Valpolicella del Véneto.


Pasatiempos relajados

Una lenta excursión en bicicleta desde Florencia a Fiesole es una forma relajada de explorar la campiña. En la zona de Cinque Terre (Cinco Tierras), la Via dell'Amore atrae a los caminantes hacia lo alto de los acantilados que dan al Mar de Liguria y senderos sombreados serpentean entre los cipreses en el lago de Como. Descanse en las arenas de una playa sofisticada en la Costa Esmeralda de Cerdeña o sumérjase en un spa en la isla de Ischia de la Bahía de Nápoles. El suave chapoteo del agua contra los palacios renacentistas envuelve lo romántico de un paseo en góndola por la ciudad de Venecia. Si lo desea, navegue hasta la cueva marina opalescente, Gruta Azul, en Capri.


De compras

Las tradicionales cerámicas de Italia son difíciles de resistir, con mayólica vidriada de Faenza y cerámicas muy coloridas de la Costa Amalfitana. La cristalería italiana suele ser sinónimo de Murano en la laguna veneciana, que produce jarrones y ornamentos con los colores del arco iris. Lo último de los mejores diseñadores de moda del mundo llena las tiendas en el distinguido distrito de la Vía Montenapoleone de Milán. Si busca encaje italiano hecho a mano, los mejores destinos son Venecia y Florencia, y Roma para calzado, bolsos y chaquetas de cuero de la mejor calidad.


Venga a uno de los hoteles en Italia de Hotels.com y descubra el país