Guías de

Guía turística de Alemania: castillos de cuentos de hadas, paisajes cautivadores y ciudades con un impactante vigor cultural

Buscar hotel

Unas vacaciones en Alemania implican mucho más que estridentes salones donde se sirven litros de cerveza, los Alpes nevados y castillos de cuentos de hadas. Reserve un hotel en Alemania y descubra un país que rezuma energía creativa, ofrece una gran diversidad gastronómica y despierta el alma con sus paisajes en permanente cambio.

Cómo orientarse

Alemania, que está situada en el corazón de Europa y bordea nueve países, es un crisol de paisajes y culturas. Un accidentado litoral y ventosas landas caracterizan el norte del país, mayormente llano, que alberga a la vibrante Hamburgo, el puerto más importante de Alemania. Hacia el este, aparecen en el paisaje bosques de hayas y campos de trigo, que luego dan lugar a Berlín, la dinámica capital del país y a la cultural ciudad de Dresde. Hacia el oeste, el río Rin serpentea entre laderas con abundantes vides y ciudades como la gótica Colonia. Las alquerías de madera se divisan bajo las ondulantes colinas de la Selva Negra, en el sudoeste del país. Baviera, al sudeste, es la cara de Alemania que aparece retratada en las fotos de los libros, con sus cumbres alpinas, sus castillos y los alegres salones de cerveza de Múnich.


Ciudades culturales

Comience su escapada cultural a las ciudades de Alemania en Berlín, paseando por la galería de arte al aire libre del Muro de Berlín. Los amantes de la música clásica pueden disfrutar del aclamado coro de niños de la Iglesia Santo Tomás, en Leipzig (cuyo director musical supo ser J. S. Bach) o pueden visitar el lugar de nacimiento de Beethoven, en Bonn. Con estructuras curvas y una arquitectura vanguardista, Frank Gehry ha transformado la silueta de los edificios de Düsseldorf. Asómbrese ante las vertiginosas agujas gemelas de la gótica catedral de Colonia y ante la iglesia deliciosamente restaurada de Frauenkirche, en Dresde. Tanto Múnich como Stuttgart disfrutan de una floreciente movida artística y albergan galerías y museos de nivel internacional.

Castillos y cuentos de hadas

Las leyendas germánicas cobran vida en los castillos de fantasía, como el castillo Schloss Neuschwanstein, del loco rey Ludwig, que fue utilizado como modelo para el castillo de Disney. Retroceda en el tiempo hasta la Edad Media con una visita al castillo Wartburg, construido sobre una colina de Eisenach, donde Martín Lutero se escondió en 1521, o con los castillos que rodean los viñedos de las laderas del Valle del Rin. El fastuoso castillo de estilo barroco Schloss Sans Souci, en Potsdam, es digno de una princesa prusiana. Siga la ruta de los hermanos Grimm a lo largo de los 600km del Märchenstrasse (camino de los cuentos de hadas), que incluye Hamelín, donde podría haber tenido lugar el famoso cuento del flautista.


Sabores locales

Cada una de las regiones de Alemania tiene sus sabores típicos y característicos. En el marítimo norte, pruebe la Aalsuppe (sopa de anguila) y los rollos de arenque. Los berlineses prefieren el Eisbein (codillo de cerdo) y el plato preferido en Fráncfort es el Handkäse mit Musik, un queso fuerte de leche agria con cebollas. El sur del país, más montañoso y rural, es más carnívoro; pruebe en Múnich las weisswurst, salchichas de cerdo, ternera y especias, que se acompañan con una turbia weizen, la cerveza de trigo. No deje de degustar los suabos maultaschen, similares a los ravioles pero rellenos de carne de cerdo, que se acompañan con los afrutados vinos riesling de la zona. Cierre su excursión culinaria con una cremosa tarta de la selva negra con licor de cereza y un típico mazapán de Lübeck.


Actividades al aire libre

La isla de Sylt, rodeada de dunas y bañada por el Mar del Norte, invita a dar tonificantes paseos por la costa. Traiga sus binoculares para avistar las focas grises. Sobre las arenosas playas de la costa báltica alemana se elevan los blancos acantilados de Rügen. Los deportistas practican senderismo entre los lagos y los pantanos del Parque Nacional Mürtiz y entre los desfiladeros repletos de cuevas del macizo del Harz. El curioso paisaje de cumbres de arenisca de la Suiza Sajona atrae a numerosos escaladores de rocas de toda Europa. Prepare su calzado más cómodo para explorar a gusto los profundos valles y los bucólicos bosques de abeto de la Selva Negra. O atrévase a ir al sur, al Lago de Constanza, el tercer lago más grande de Europa. En época de nevadas, los Alpes bávaros son la máxima atracción para los esquiadores.

Venga a uno de los hoteles en Alemania de Hotels.com y descubra la ciudad