Guías de

Guía turística de Dinamarca: verdes colinas, castillos medievales y pueblos costeros que ofrecen encanto escandinavo en abundancia

Buscar hotel

Unas vacaciones en Dinamarca le ofrecen hermosos paisajes llenos de color, experiencias gastronómicas de excelencia y mucha creatividad. Existen muy buenas razones por las que está comprobado que los daneses son el pueblo más feliz del mundo.

Cómo orientarse

Ubicada en el extremo norte de Europa, Dinamarca es una de las más agradables sorpresas del continente. La costa del país está rodeada de playas de suave color ocre, mientras que en el interior las verdes colinas se alternan con la tierra labrada. La ajetreada capital, Copenhague, se sitúa en Zelandia, la mayor isla de Dinamarca. Al sudeste se encuentra la remota y soleada isla de Bornholm, mientras que al oeste se halla Funen, una isla cuya pequeña capital, Odense, es el lugar donde nació Hans Christian Andersen. Más hacia el este encontramos Jutlandia, una amplia península de playas borrascosas con Århus como su centro cultural.

Cultura y diseño

Lo mejor del diseño danés comienza en Copenhague, su capital, donde miles de tiendas y museos tentadores exhiben artículos para el hogar y diseños arquitectónicos de los grandes diseñadores daneses. La siguiente parada es Egeskov Slot en Funen, un magnífico castillo cuyos laberínticos jardines fueron diseñados por el filósofo danés Piet Hein. En Esbjerg, el museo de bellas artes de la ciudad es una gran tumba realizada por Jørn Utzon, el arquitecto de las estrellas. Por último, un paseo por Århus es como estar en un muestrario de arquitectura danesa, con el impactante museo ARoS como centro cultural de la ciudad.

Castillos de cuentos de hadas

En Dinamarca hay una colección de castillos, fortalezas y casas de campo medievales que ha sido utilizada por caballeros, príncipes y reyes durante siglos. El más conocido es Kronborg Slot en Helsingør, donde viviera Hamlet según Shakespeare. Cerca de allí, en Hillerød se encuentra el Frederiksborg Slot, un auténtico Versalles danés. En la isla de Funen se encuentra Egeskov Slot, un magnífico castillo de condes y nobles con jardines laberínticos. Hacia el sur, en Langeland, se halla la casa solariega Tranekær Slot, que conserva sus murallas, aguja, foso y establos del siglo XIII.

Gastronomía danesa

Dinamarca está inmersa en un renacimiento gastronómico, con una atractiva mezcla de fusión moderna y regreso a los orígenes. Los restaurantes de Copenhague reúnen alrededor de dos docenas de estrellas Michelin, entre los cuales el orgulloso Noma, a menudo encabeza la lista de los mejores restaurantes del mundo. Pero no todo es alta cocina. Los inmigrantes de los últimos años han abierto restaurantes tailandeses, vietnamitas e internacionales por todo el país. Y Dinamarca también es famosa por sus pølsevogn (puestos de perritos calientes) en todas las ciudades y pueblos. Cuando llega el inverno, en todos los sitios se sirve el julebord, una tentadora selección de carnes, pescados, panes así como el delicioso gløgg o vino caliente con especias.

Playas

Dinamarca es en realidad un grupo de islas con una costa cálida y arenosa que ofrece innumerables posibilidades de tomar el sol y hacer surf. Empiece en el norte de Copenhague, en Tisvildeleje, una villa cuya playa azotada por el viento es la favorita de las familias danesas acomodadas. Luego cruce Zelandia para ir a la costa este de Falster, donde la playa de Marielyst ha sido durante más de un siglo el balneario de los daneses. Algunos vienen por su playa nudista situada al sur. Por último vaya al oeste, a Jutlandia, donde Grenå y Klitmøller son perfectas para broncearse o para pasar una tarde haciendo windsurf.


Venga a uno de los hoteles en Dinamarca de Hotels.com y descubra