Ir a la página principal. Presiona la tecla Intro para activar.
Guías de

Escapadas de invierno en Berlín

Buscar hotel

Una escapada a Berlín en invierno le permitirá ver a los berlineses cruzando la Potsdamer Platz nevada, oír villancicos en iglesias barrocas y pasear por mercados navideños llenos de chispeante alegría. Reserve un hotel en Berlín y abríguese bien para ver la ciudad en su máximo esplendor invernal.

Mercados navideños

El frío aire está cargado de los aromas del pan de jengibre y el vino con canela, y la música del carrusel llega por entre los árboles centelleantes en los mágicos mercados navideños de Berlín durante diciembre. Abríguese bien y dé un paseo festivo por el elegante Gendarmenmarkt, donde los artesanos venden rompenueces y figuras del belén hechos a mano, mientras los lanzallamas, malabaristas y coros entretienen a la gente. SI busca algo más nostálgico, vaya al castillo Schloss Charlottenburg, donde encontrará bandas, acordeonistas y tiovivos a la antigua. El enorme mercado de Spandau es un éxito seguro con los niños, porque tiene un belén con animales de verdad.


Lista de deseos para las fiestas

Cambie las calles principales por los regalos artesanales de Berlín en los días previos a la Navidad. Busque hallazgos como la mostaza casera con chili o con cerveza en el SenfSalon, caramelos de menta y de lima a granel en el antiguo Bonbonmacherei, y un mazapán de almendras amargas bellamente envuelto en el Marzipan de Königsberger. Las fragancias nostálgicas, como la lavanda, la amapola y el agua de colonia llenan la perfumería de los años 1920 Parfum nach Gewicht, donde Harry Lehmann aún vende los perfumes por gramo pesándolos en una balanza de bronce. A los niños les encantan los suaves animales de peluche y los coloridos juguetes de comercio justo de Barefoot.


Escápese de la depre invernal

Cuando el clima se pone malo, busque calor en los seductores spas de Berlín. El Badeschiff, antiguamente una balsa en el río amarrada en Spree, se ha transformado en una sauna de la era espacial, con piscina y salón bar para el invierno. Recuéstese sobre un futón o dese un baño de vapor mientras la ciudad refulge afuera. Una buena enjabonada, un masaje profundo y un té de menta en el Sultan Hammam de Kreuzberg dejan a los visitantes como nuevos. Los berlineses que sufren de depre invernal se toman el tren a las Tropical Islands, un inmenso hangar para zeppelines convertido en un mundo de ocio, donde una exuberante selva tropical, una laguna balinesa a 32ºC y playas de arenas blancas lo convencerán de que es verano.


Patinar y deslizarse por Potsdamer Platz

Oficinistas rubicundos, niños y parejas, todos giran o caen sobre el hielo del Winterwelt, un refulgente paisaje invernal con todo y nieve verdadera, enmarcado por los rascacielos futuristas de Potsdamer Platz. Déjese llevar por los berlineses y póngase sus patines, o súbase a un anillo de goma para tirarse por un tobogán de 70m. Los Alpes están muy lejos, pero usted ni lo notará en la cabaña après-ski de madera, donde un strudel de manzana y un schnapps lo entibiarán por dentro.


Para calentar el invierno

Las escapadas a Berlín en invierno son básicamente para darse un gusto con alimentos para el alma, como una suculenta sopa de guisantes y manitas de cerdo en escabeche, acompañadas de patatas y seguidas de cálidas noches junto al fuego en una cervecería. En los días fríos, acurrúquese junto al horno azulejado, donde una vez se sentara Napoleón en la posada del siglo XVII Zur letzten Instanz. Una vigorizante caminata a través del escarchado parque de TiIergarten lleva hasta los arcos de ladrillo rojo de la S-Bahn, que albergan el Brewbaker, donde se fabrican cervezas de varios tipos que van muy bien con el pan recién horneado. Una taza de chocolate caliente en el bar Kakao le levanta el ánimo mejor que un Prozac, mímese con un espeso chocolate caliente con naranja, acompañado de pralinés y trufas.


Celebraciones con alma

Los alegres villancicos llenan la cúpula dorada de la Catedral de Berlín, mientras que las sinfonías de Tchaikovsky, Mozart y Bach resuenan en las salas de conciertos de toda la ciudad y en la Catedral francesa durante el adviento en Berlín. Reserve las entradas al mismo tiempo que su hotel invernal en Berlín, o vaya a los conciertos gratuitos en los mercados navideños. Las campanas de todas las iglesias llaman a los fieles a la misa de medianoche en Heiligabend (Nochebuena). La Nochevieja es el mayor evento en Berlín: súmese a la fiesta, que durará toda la noche, en la Strasse des 17 Juni y mire los fuegos artificiales sobre la monumental Puerta de Brandeburgo. Vaya y vea Berlín con sus propios ojos, con uno de los hoteles en Berlín de Hotels.com